Vivir la Fuerza del Espíritu

Desde pequeña aprendí a vivir la fuerza del espíritu. Cuando tenía cuatro años, mi padre me enseñó a meditar mirando una pequeña flor amarilla. La práctica consistió en prestar total atención a cada detalle de la flor, luego imaginar que me sentaba en su centro y me hacía una con ella.

Vivir la Fuerza del Espíritu2020-05-14T01:40:44+02:00

Sanación para una Sociedad que te Necesita

Cada mañana cuando nos despertamos, podemos ir en una de dos direcciones: vivir el día de manera automática, alimentando un sistema donde el sufrimiento individual y colectivo es normalizado; o elegir ser parte de una forma de vida donde la atención plena o la presencia consciente generan alivio y sanación.

Sanación para una Sociedad que te Necesita2020-05-14T01:40:49+02:00